Desde Taller Ecologista junto a diferentes emprendimientos cooperativos se puso en marcha un sistema sustentable de entregas a domicilio, de base colaborativa y solidaria, buscando aportar efectivamente a la reducción de plásticos descartables y el cuidado integral de los ecosistemas. Desde el año 2008 en Rosario está vigente la ordenanza Basura Cero, la cual establece la obligación de reducir la cantidad de residuos enviados a basurales o rellenos, pero sus objetivos están lejos de cumplirse.

En el marco de la campaña Delivery sustentable, Taller Ecologista invita a conocer a productores/as de la ciudad que están haciendo envíos a domicilio de alimentos saludables buscando evitar el uso de bolsas descartables de plástico. Para ello se valen de distintas alternativas como bolsas de tela o cajones de madera, que funcionan a manera de envases retornables.

Actualmente forman parte de la campaña: La Tribu Agroecológica, Suelo Común, Verdunga, Delta, La Porfía y Panamby. Todos ellos productores/as de verduras, plantines, harinas, pastas, panificación, quesos, miel, yogures, dulces y cervezas, que trabajan desde una perspectiva de resguardo integral de la vida y el ambiente. En este sentido apuntan a sistemas de producción agroecológica, evitando procesos industrializados y la utilización de envases descartables.

Importancia de la campaña 

Frecuentemente el reparto de productos a domicilio conlleva un mayor uso de envases y embalajes descartables que otras formas de consumo, es habitual que las compras se entreguen en bolsas descartables, de plástico o de papel, que instantáneamente se convierten en residuo y pronto terminan en cursos de agua, basurales y rellenos sanitarios.

La campaña Delivery sustentable fomenta nuevos modos de reparto a domicilio de productos buscando eliminar el uso de bolsas descartables. En el contexto de la pandemia por Covid-19 han aumentado significativamente las compras de productos llevados a domicilio, como también los residuos producidos en el hogar, por lo que resulta imprescindible que los hábitos ciudadanos en este marco no agraven la crisis ambiental, que es el origen de estas nuevas epidemias.

El plástico se fabrica a partir del petróleo y el gas. Su producción y uso genera gases de efecto invernadero, agravando el cambio climático. Hoy está contaminando todos los ecosistemas del planeta. Diversas especies de animales tienen microplásticos en sus cuerpos, y éstos también se hallan en nuestro organismo, ingresan a través de de lo que comemos, tomamos y respiramos.

Productores/as y ciudadanía: Compromiso compartido

El reemplazo de bolsas descartables por alternativas reutilizables, como bolsas de tela, cajones de madera o lo que sea más conveniente y práctico para cada caso, es posible a partir del interés y compromiso recíproco de productores/as y de la ciudadanía.

Los recipientes reutilizables funcionan como envases retornables, por lo que los/as consumidoras deben conservarlos para devolverlos en las próximas compras. El éxito del sistema depende del compromiso de cada persona.

¿Cómo sumarse a la iniciativa?

Los emprendimientos cooperativos que quieran sumarse a la campaña, así como también quienes deseen acercar sugerencias para que esta iniciativa mejore y crezca, pueden escribir a: [email protected]

Contacto con los productores/as y emprendimientos integrados a la campaña: