Durante dos jornadas, el 23 y 24 de abril, de la mano de Cecilia Reeves -integrante del área Humedales para la vida- Taller Ecologista participó del Taller Regional “Aportes de organizaciones no gubernamentales de América Latina y el Caribe al marco mundial para la biodiversidad posterior a 2020”, realizado en la ciudad de Buenos Aires, e impulsado por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

El encuentro estuvo destinado a ONGs de Latinoamérica y el Caribe en el marco del proceso de consulta sobre las metas globales de biodiversidad 2020-2030, para influir en las decisiones que se adoptarán en la 15° Conferencia de las Partes (COP15) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), a realizarse en China el próximo año.

«El mundo atraviesa una profunda crisis de pérdida de especies, así como de degradación y destrucción de ecosistemas. En América Latina y el Caribe, regiones con países megadiversos, enfrentamos esta realidad con problemáticas como la deforestación, la minería, las grandes obras de infraestructura y el tráfico ilegal de especies, entre otras, que avanzan en perjuicio de nuestra riqueza natural, usualmente vulnerando derechos de las personas. La diversidad biológica constituye la base para el bienestar y la salud humana, y es vital para comunidades enteras, el desarrollo económico, productivo e incluso urbanístico del presente y el futuro. Por eso urge avanzar en el diseño e implementación de políticas y medidas que aborden de manera efectiva la creciente pérdida de especies y ecosistemas, de la mano de un enfoque multisectorial de la biodiversidad y el medio ambiente en general», se acordó entre los fundamentos del encuentro regional.

De esta manera, las jornadas se presentaron como una oportunidad para la contribución e influencia de las ONG que trabajan por la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, en lo que resultará ser el marco que regirá las acciones globales para atender la crisis de desaparición de especies y ecosistemas reinante.

DOCUMENTO FINAL – APORTES Y RECOMENDACIONES DE LAS ONGs DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE AL NUEVO MARCO MUNDIAL PARA LA BIODIVERSIDAD